El destacado bailarín alemán da instrucciones precisas de cómo ejecutar los principios del movimiento de la Técnica Jooss-Ledder

Xalapa, Ver.- Las chicas caminan de puntitas para tomar las plantas que les obsequiaron por su participación en Exposustenta 2017; los chicos llegan temprano a la clase y rápidamente cambian sus pantalones de mezclilla por ropa más cómoda y holgada. El maestro Franko Schmidt es el causante de estas actitudes en uno de los salones en la Facultad de Danza de la Universidad Veracruzana.

Con la ayuda de una intérprete, el destacado bailarín alemán da instrucciones precisas de cómo ejecutar los principios del movimiento de la Técnica Jooss-Ledder, que toma su nombre de las enseñanzas de Kurt Jooss y Sigur Ledder basadas a su vez en las teorías de Rudolf von Laban que determinaron la expresión de la danza en los años 30, “a la vez que constituyó el punto de partida para el nacimiento de la danza-teatro alemana gracias a Pina Bausch”, según la nota de Gina Sotelo publicada el 20 de agosto de 2007 en el periódico UniVerso y en la que también daba cuenta de una primera visita.

En esta nueva estancia, Franko Schmidt se encuentra impartiendo estos fundamentos pedagógicos desde el 11 de septiembre y hasta este viernes 22 con la finalidad de ayudar a bailarines en formación y profesionales de la danza a mejorar sus habilidades técnicas, así como sus posibilidades de expresión. También ofreció una conferencia magistral en la Casa del Lago UV que captó la atención de estudiantes y público en general.

Franko Schmidt fue asistente de Jean Cébron en su clase magistral y antes de ingresar al ensamble de Pina Baush bailó con Mark Sieczarek, Joachim Schlomer y Henrietta Horn en el Folkwang Tanzstudio y en la Limón Company en Nueva Cork; también fue director de entrenamiento en el Tanztheater Kassel y el Folkwang Tanzstudio.

Además de la Facultad de Danza, la presencia del bailarín del ballet Tanztheater Wuppertal fundado por Pina Bausch y maestro en la Escuela Superior de Folkwang en Essen, Alemania fue posible por la colaboración de la Compañía Las Sangres y la Asociación Civil Arbor Ars.

FUENTE: NORESTE

Compartir