Amatlán, Ver.- Los ocho elementos policíacos que fueron detenidos por las acusaciones de desaparición forzada, que pesaban en su contra quedaron en prisión preventiva por determinación del juez de control.

Su situación jurídica se definirá hasta este jueves, pues solicitaron la ampliación del plazo de 72 horas para determinar si existe vinculación a proceso en su caso.

Los elementos fueron puestos a disposición del Juez de Control, pues se les acusó de haber detenido al joven Juan Arturo Méndez Alcántara, de quien ya no se supo más hasta haber sido encontrado muerto días después de esa detención.

El Juez decretó la prevención preventiva oficiosa hasta que concluya el periodo del debido proceso, mientras tanto se espera que este jueves quede resuelto el trámite de la audiencia de control en la que se determine la vinculación a proceso.

Fuente: AVC

Compartir