Agencias

Jesús Carranza, Ver.- Una fuga de hidrocarburo localizada a tres kilómetros de la cabecera municipal de Jesús Carranza causó alarma, esto como producto de una toma clandestina.

Lo anterior se registró en las primeras horas de ayer lunes, lo cual provocó la movilización de personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos y de cuerpos policíacos.

La toma clandestina fue localizada en el ejido Santa Lucrecia, en un rancho propiedad del productor ganadero Abraham García Torres, cuyos trabajadores al percibir el olor dieron parte a los cuerpos policíacos ante el temor de una tragedia.

El personal de Seguridad Física de Pemex, se encargó de realizar las acciones pertinentes para sellar la fuga, sin embargo se dijo que ya existe un radio de al menos un kilómetro de contaminación del hidrocarburo, por lo que existe preocupación por parte de los habitantes de esa zona ante el riesgo inminente.

 

Compartir