Por: Viviana Iturbe.

Honorable cabildo e invitados especiales que acompañan en este acto público solemne, al ciudadano presidente municipal constitucional de Jesús Carranza, Gilberto Guillén Serrano.

Agradezco el momento y la oportunidad que me dan para homenajear la labor política, que este presidente municipal ha realizado durante tres periodos de gobierno, Gil Guillén, como lo conocemos y recordamos en el medio político, económico y social de Jesús Carranza y la región.

Hacer mención de las obras de infraestructura física que promovió y realizó con su gestión en tres periodos de gobierno y un periodo como diputado local, nos llevaría mucho tiempo y no es lo único por lo que este pueblo lo aprecia y lo respeta.

Con su liderazgo ha marcado brecha siendo un ejemplo a seguir, no solo en el quehacer político, sino en ser una persona humilde, sencilla y valiente.

El que sirve a los demás siempre expone su persona y pone en tela de juicio su reputación y competencia para hacer las cosas. Gilberto Guillén lo ha hecho en tres periodos consiguiendo el aprecio y reconocimiento.

Durante su tercer informe dio a conocer el desempeño y logros de su gobierno, pero cuando derramó sus lágrimas al recordar la pérdida irreparable de su hijo, nos quedó claro la calidad de persona que es y el valor con que todos debemos de tomar las cosas difíciles o casi imposibles. “Gracias Gil por ser como eres” y por haber dedicado los mejores momentos y los más difíciles de tu vida a servir al pueblo de Carranza.

Tener ilusiones y forjarse una visión de lo que deseamos hacer o tener en la vida, no es estar en la cúspide de lo que anhelamos. Se necesita ponerse en acción y hacer cuanto esté al alcance para conseguir nuestros objetivos.

Hoy observamos y entendemos el Jesús Carranza que usted visualizó desde hace muchos años. Los pueblos rivereños comunicados por terracerías, con sistemas de agua, luz y los servicios necesarios para poder vivir bien.

Su visión, liderazgo y tenacidad nos movió a muchos carranceños de distintas épocas e ideologías políticas a participar en la construcción de escuelas, puentes, banquetas, drenajes, parques, domos, iglesias y nuestro reconocido palacio municipal.

Hace tres décadas era muy ilusorio pensar que en Jesús Carranza se podía tener el segundo puente que cruzara el rio Coatzacoalcos. Con su gestión se logró, consiguió que se hiciera el puente “Paquital”, aun sin la validación de la secretaria de comunicaciones y transportes, porque excedía los limites presupuestales asignables a un ayuntamiento. Con su liderazgo lo inició con faenas y la cooperación de la población de la región.

En su segundo periodo de gobierno se inició el puente Chalchijapan, fuera de los alcances presupuestales que algunos administradores públicos miopes considerarían pertinente se invirtiera en un municipio como el nuestro.

Después de 10 años de gestión con su insistencia incansable, se está consiguiendo edificar el Instituto Tecnológico Superior de Jesús Carranza, dejándonos claro que no hay misión imposible cuando se hacen las cosas con pasión y amor, a una región tan prospera y benigna como son las tierras carranceñas. Con esta institución educativa se emprenden nuevas alternativas de desarrollo para la región, se atienden jóvenes de todos los municipios vecinos, quienes serán los emprendedores de las siguientes etapas en el progreso cultural, social y económico de la región.

Con su motivación acudimos a participar en la construcción de las obras de infraestructura necesarias para el buen vivir, dejando como enseñanza de que con unidad y cooperación somos una sociedad sin límites para conseguir los anhelos deseados.

Habremos de practicar siempre sus legados de unidad, integridad y valentía para mantener el orden y la seguridad entre la ciudadanía, ¡Señor Gilberto! Con su capacidad de gestión siempre nos creamos expectativas de obras y acciones mayores a las alcanzables en el corto plazo, fuimos exigentes y lo llevamos al límite superior de sus esfuerzos para cubrir nuestras demandas aun así nos sentimos satisfechos con los logros alcanzados, somos una sociedad más realista y participativa y sabemos que en el empeño que pongamos cada uno de nosotros esta la dimensión de los objetivos perseguidos.

Las nuevas generaciones de este municipio tenemos las bases para crecer de manera significativa, si tomamos ejemplo de su incansable manera de servir y atender el bien común por encima de nuestras individualidades.

¡Muchas gracias señor Gilberto!

 

Compartir