Un hombre de Minneapolis es acusado de mantener a sus dos hijas gemelas adultas con discapacidades mentales encadenadas en una casa, donde las golpeaba con palos y remos, y violaba a una de ellas, a la cual dejó embarazada.

Jerry Lee Curry, de 51 años, enfrenta 10 cargos, incluida conducta sexual criminal en primer grado, asalto en primer grado, abuso criminal de un adulto vulnerable y peligro para niños, según una orden de arresto presentada en el condado de Hennepin, informó CBS.

Hasta el jueves, Curry estaba bajo custodia, según los registros de la Cárcel del Condado de Hennepin. Su fianza se fijó en 750 mil dólares.

De acuerdo a una denuncia penal, la policía comenzó a investigar a Curry la primavera pasada después de que una de sus hijas gemelas de 20 años escapó y le dijo a unos trabajadores que tenía miedo de regresar a su hogar. Un examen reveló que había sufrido lesiones consistentes con el abuso.

Los servicios humanos luego liberaron a la otra hija de 20 años de la casa de Curry, ubicada en el Sur de Minneapolis, así como a un hermano de 10 años.

La policía señala que las dos hijas adultas son personas vulnerables, que los sicólogos consideran incapaces de vivir independientemente.

La pareja de Curry y madre de las gemelas, Sheila Wilson, fue nombrada tutora de ellas en 2014.

También está acusada en el caso, aunque no estaba bajo custodia hasta el jueves por la tarde.

En junio, ambas hijas adultas aucusaron el abuso de parte de su padre, según la denuncia contra Curry.

Las gemelas le dijeron a los oficiales del refugio que Curry los golpeó con remos y bates y mantuvo sus manos y pies atados con cadenas.

Informaron que las mantenía encadenadas durante días, y una de las hijas agregó que la esclavitud comenzó cuando ella comenzó a menstruar a los 15 años.

El Centro para Niños Seguros y Saludables concluyó que las lesiones de ambas mellizas eran consistentes con la tortura.

Las dos gemelas tenían cicatrices en sus cuerpos de cadenas y repetidos golpes. La hija que huyó había perdido la vista en un ojo y sufrió un corte en su oreja después de que ella dijo que Curry le pisoteó la cabeza.

La otra hija informó a los funcionarios médicos que Curry la violaba repetidamente cuando su madre no estaba en casa. En octubre, dio a luz a un niño, y los investigadores dijeron que los resultados del ADN apuntaban a que Curry era el padre.

Los investigadores también hablaron con la hermana de 10 años, dice la denuncia. Ella declaró que Curry una vez la golpeó con un palo de golf y la hizo golpear a sus hermanas gemelas con un palo.

La hija menor informó que no la mantenían encadenada, pero agregó que Curry encerraba a sus hermanas siempre que se comportaran mal.

Si es declarado culpable de los cargos, Curry enfrenta varias décadas de prisión.

FUENTE: EL IMPARCIAL.

Compartir