El país entró en una recesión técnica durante el mes de mayo, ante la previsión de una disminución del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor de 0.2 por ciento entre abril y junio, respecto al trimestre previo, con lo que acumularía dos periodos consecutivos en contracción, afirman analistas.

Refieren que el desempeño de la economía mexicana durante mayo reafirmó sus expectativas, al señalar que el Inegi informó el viernes que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) se contrajo 0.3 por ciento a tasa anual durante mayo, en las cifras ajustadas por estacionalidad, mientras que respecto al mes previo reportó un nulo crecimiento y se estancó.

Al respecto, analistas de Vector Casa de Bolsa prevén que la economía mexicana se contrajo 0.3 por ciento en el segundo trimestre, respecto al trimestre previo; Merrill Lynch y Banorte estiman una baja de 0.2 por ciento. Para Citibanamex y Santander el retroceso fue de 0.1 por ciento, según datos de Bloomberg; mientras que J.P. Morgan señaló que los resultados de la actividad económica durante mayo estuvieron por debajo de sus expectativas, por lo que tuvo que ajustar a la baja sus pronósticos para el segundo trimestre.

Coincidieron en que la economía mexicana ha estado débil desde hace algún tiempo, y el aproximado del PIB de mayo actual lo encamina a generar un segundo trimestre de crecimiento negativo, lo que sería equivalente a una recesión técnica.

Fuente: El Financiero

Compartir