Personas del edificio ubicado en Zapata 252 las cuales resultaron afectadas por el sismo del 19 de septiembre denunciaron que Ricardo Becerra, comisionado para la reconstrucción de la Ciudad acudió a la reunión con aliento alcohólico.

Vecinos del lugar aseguraron que Ricardo Becerra confundió los dictámenes del inmueble donde ellos habitan con el de la calle Saratoga, por lo que dijo que tendría que ser demolido.

“Traía aliento alcohólico y sus errores, de entrada, magnifican toda la historia”, aseguró una de las afectadas.

Asimismo, la damnificada explicó: “Todos los dictámenes que tenemos es de reestructuración y él vino y sin tacto dice, así de entrada, sin suavizar la historia, vino así de: “este edificio está programado para demolición”.

Ante dicha inconformidad Ricardo aclaró que se trataba de una confusión por lo que rectificó y ofreció reuniones semanales para dar seguimiento a dicho inmueble.

Finalmente antes de retirarse del lugar el funcionario reconoció que había tomado un mezcal que le ofrecieron en Tláhuac.

FUENTE: XEU.

Compartir