Héctor y Angélica, padres del pequeño Emilio, quien fuera asesinado el pasado viernes en un poblado de Huimanguillo, Tabasco, exigen a las autoridades que no liberen a los presuntos asesinos de su hijo.

Ambos desplegaron pancartas en las puertas del Tribunal Superior de Justicia y ante la Fiscalía General del Estado (FGE), este martes.

El padre de la víctima de tres años de edad, identificado como Héctor, narró que los presuntos homicidas son vecinos de la comunidad Huimanguillo, mismos que en un principio le solicitaron 250 mil pesos de rescate.

Angélica, la madre del menor, con firmeza, también exigió justicia: “Estamos aquí porque queremos justicia, porque no queremos ni un niño más muerto, porque queremos que no dejen libres a los asesinos de mi hijo”.

Cabe señalar que los padres del menor convocaron para el próximo 20 de abril a una marcha para exigir a las autoridades tabasqueñas pongan freno a la inseguridad que prevalece.

FUENTE: XEU.

Compartir